Cómo elegir un buen cepillo de dientes

cepillo-dientes

Disponer de un buen cepillo de dientes es fundamental para cuidar la salud de nuestra boca. Por eso, desde la clínica dental Blanco del Campo queremos ofrecerte una serie de consejos para que la limpieza bucal en Asturias no te suponga ningún problema.

Dureza media

Obviamente, la mejor manera de proteger la salud de nuestra boca es viniendo a tu clínica dental en Asturias favorita, aunque también podemos cuidarla día a día mediante el cepillado. La mayoría de odontólogos recomendamos que se usen cepillos con una dureza media. ¿Los motivos? Eliminan la placa y los restos de alimentos, pero sin dañar nuestros dientes y encías. Además, es importante que la cabeza sea pequeña. De esta forma, nos aseguraremos llegar a todas y cada una de las zonas de nuestra boca. ¡No debemos descuidar ninguna!

Busca un mango cómodo

Otro de los aspectos que debes tener en cuenta es la comodidad del mango de tu cepillo de dientes. Procura que esté fabricado con materiales flexibles y antideslizantes. Así, podrás agarrar sin problema el cepillo y limpiar todas las zonas de tu boca. La forma de la cabeza y de los filamentos dependerá de tu comodidad, aunque también te podemos indicar en nuestras clínicas periodontales de Asturias. Si no sabes con qué cepillo quedarte, elige siempre el que mejor llegue a cada rincón de tu boca.

¿Y un cepillo eléctrico?

Si eres de los que prefiere un cepillo eléctrico, debes saber que estos aparatos limpian mucho mejor los dientes que los cepillos manuales. Además, son muy recomendables para aquellas personas que tienen limitaciones o problemas físicos para cepillarse correctamente los dientes.

Cambia de cepillo cada tres meses

Una de las preguntas que más suelen hacernos nuestros pacientes es cada cuánto tiempo deben cambiarse los cepillos. Pues bien, lo habitual es hacerlo cuando vemos que los filamentos empiezan a desgastarse. Con un uso diario, lo normal es que tengamos que cambiar de cepillo cada tres meses. También debemos sustituir los cabezales de nuestros cepillos eléctricos. Igualmente, debemos hacernos con uno nuevo después de superar un proceso gripal o curar alguna herida en la boca. De esta forma, evitaremos que los gérmenes regresen a nuestro organismo, lo que provocaría una nueva infección.

En la clínica dental Blanco del Campo somos especialistas en el cuidado de tu boca. ¡Ven a vernos! Estamos en Oviedo, Cangas del Narcea y Vegadeo.