¿Cuál es la mejor edad para llevar aparto dental?

¿Cuál es la mejor edad para llevar aparato dental?

By | Ortodoncia, Salud bucal, salud dental | No Comments

A medida que vamos creciendo y nuestros dientes se van desarrollando, la colocación de estos es algo que nos empieza a preocupar debido a su importancia dentro de la salud bucodental. Una de las preguntas más repetidas en consulta sobre nuestros tratamientos de ortodoncia es: ¿Cuál es la mejor edad para llevar aparato dental? Sin embargo, esta pregunta no tiene una respuesta cerrada. Los procedimientos ortodónticos se pueden llevar a cabo en cualquier etapa de la vida con resultados garantizados.

Pese a ello, es importante saber que en las edades tempranas las estructuras óseas y dentales son más fáciles de modificar. Es por eso que la ortodoncia infantil es la más conocida y la más realizada. Aunque en cualquier momento se pueda corregir la mordida y alinear los dientes, la etapa infantil y preadolescentes sería la más recomendable para el uso de aparatos dentales fijos.

Ortodoncia infantil

Es importante llevar a tus hijos al ortodoncista a la edad comprendida entre los 6 y 10 años. Durante esta etapa podemos comenzar con el proceso de ortodoncia para corregir la estructura ósea de los niños y prevenir futuras deformaciones de forma más sencilla. Con un buen diagnóstico precoz se podrá predecir como será la evolución de los dientes del paciente.

Después de una primera etapa interceptiva (aparatos removibles de quita y pon) sería el paso de la alineación dental. La colocación de brackets u otro tipo de aparatos debe ir siempre supervisada por un experto que determine cada caso.

Aparatos dentales en la etapa adulta

Hoy en día, cada vez es más común ver a personas adultas usando aparatos dentales. Mediante los nuevos avances en odontología y ortodoncia podemos conseguir grandes resultados. Aunque el tiempo de corrección es más largo, existen diferentes tipos de ortodoncia para adultos:

  • Ortodoncia con brackets: son los más convencionales, de gran calidad, aunque con carencias estéticas. Sin embargo, hoy en día existen brackets estéticos.
  • Ortodoncia Damon: son brackets autoligables del sistema Damon. Una opción mucho más estética y rápida a la ortodoncia convencional.
  • Ortodoncia lingual: consiste en la colocación de los brackets en la cara interna de los dientes, dejando la parte exterior libre y con una apariencia más estética. Uno de sus grandes inconvenientes es que es más incómoda.
  • Ortodoncia Invisible: en los últimos años se ha convertido en la ortodoncia favorita de los adultos. Consiste en el uso de férulas transparentes, que ejercen movimientos controlados y planificados en los dientes. Además, con este tipo de ortodoncia se puede corregir todo tipo de problemas bucodentales que presenten nuestros pacientes.

Por eso, a la pregunta: ¿Cuál es la mejor edad para llevar aparato dental? La respuesta es clara: Es importante estar siempre pendiente de nuestra salud bucodental independientemente de la edad que tengamos. Si necesitas corregir tu sonrisa o consultar sobre problemas bucodentales, ¡llámanos y ven a conocernos!. En el Centro Blanco del Campo contamos con grandes profesionales con experiencia en estética dental. Estudiaremos tu caso y valoraremos que tratamiento es el adecuado para que luzcas una sonrisa perfecta. También puedes encontrarnos y seguir nuestro día a día en Facebook e Instagram.

¿Qué consecuencias puede tener la falta de dientes?

By | Dentición, Implantes, Protesis, Rehabilitación protetica, Salud bucal, salud dental | No Comments

¿Qué consecuencias puede tener la falta de dientes?

La pérdida de una o más piezas dentales siempre es motivo de preocupación. Para empezar, suele ser un importante cambio estético, sobre todo si se produce en el sector anterior. Pero los efectos van mucho más allá, especialmente si no se toman medidas con premura. Hoy te contamos qué consecuencias puede tener la falta de dientes.

La ausencia de piezas dentales es algo más frecuente de lo que pensamos. De hecho, se estima que más de la mitad de los adultos mayores de España carece de dentición funcional debido a este problema.

Pero, ¿qué causa la falta de dientes?

Hay varias circunstancias que pueden propiciar la pérdida de dientes. Una de las más frecuentes es la caries no tratada a tiempo. Este tipo de infecciones pueden evolucionar hasta dañar de forma irreversible la estructura interna de una pieza dental. Otra causa puede ser la enfermedad periodontal. Cuando no se trata la gingivitis, la acumulación de bacterias sigue avanzando. Esto daña las encías, haciendo que se retraigan y se pierda el hueso que sostiene los dientes. Esto demuestra la importancia que tiene acudir de forma periódica al dentista. Un tratamiento temprano de este tipo de afecciones puede evitar problemas más serios como la pérdida de piezas dentales.

Otras causas de la falta de dientes son los traumatismos o las anomalías en el desarrollo de la sonrisa. Un golpe fuerte puede provocar la fractura o pérdida de una o varias piezas dentales. También patologías como la  agenesia dental suelen conllevar la ausencia de dientes que no llegan a desarrollarse.

He perdido un diente, ¿qué pasa si no lo repongo?

Como comentábamos anteriormente, los efectos de la falta de uno o más dientes van mucho más allá del impacto estético. De hecho, no solucionar este problema a tiempo puede conllevar daños irreversibles.

Daños en la encía

Cuando una o más piezas dentales faltan, esa zona de la encía queda desprotegida. Así, es susceptible de sufrir heridas debido al impacto de los alimentos. Asimismo, en estos casos se tiende a masticar con otras zonas de la boca. Esto puede provocar sobrecarga y desgaste irregular del resto de los dientes. Además, la incorrecta masticación de los alimentos incrementa el riesgo de sufrir problemas digestivos.

Problemas de maloclusión

Al desgaste y la sobrecarga del resto de dientes, se suman los problemas de maloclusión que puede generar la no reposición de piezas dentales perdidas. Esto se debe a que el resto de piezas tienden a ocupar el espacio que ha quedado vacío. Así, pueden producirse movimientos que deriven en desviaciones e inclinaciones.

También es frecuente que los dientes de la arcada opuesta comiencen a sobresalir buscando ese contacto. Esto hace que se pierda parte de la sujeción que proporciona la raíz.

Pérdida de hueso

La desprotección de la encía, además de incrementar el riesgo de heridas e infecciones, termina derivando en la pérdida de hueso. Es frecuente que, cuando no se repone una pieza dental perdida, esa zona de la mandíbula se vaya retrayendo. Eso hace que cuanto más tiempo esperemos para ponerle remedio, más complicada sea la solución.

Mayor riesgo de caries

Cuando perdemos un diente, los que lo rodean quedan más expuestos. Esto puede aumentar el riesgo de padecer caries. Por este motivo, además de reponer cuanto antes la pieza perdida, es fundamental poner especial cuidado en la higiene bucodental.

¿Cómo puedo solucionar la falta de dientes?

Al contrario de lo que mucha gente piensa, la falta de dientes tiene fácil solución. Eso sí, es fundamental acudir de forma inmediata al dentista para evitar que la situación empeore. A continuación, te explicamos las opciones que te ofrecemos en el Centro Blanco del Campo.

Implantes

La Implantología es la mejor opción, sobre todo cuando se trata de reponer una pieza dental. Se inserta un tornillo en la mandíbula para simular la raíz del diente y finalmente se carga una corona. El resultado es sumamente natural y con el correcto mantenimiento, tienen una larga duración. Permiten al paciente llevar una vida completamente normal.

Puentes

Los puentes o prótesis dentosoportadas son la mejor solución cuando lo que necesitamos es reponer varias piezas. Se fabrican de forma completamente personalizada y se fijan mediante implantes a los huesos maxilares. De esta forma, el paciente no puede retirar las prótesis si no es con la intervención de su dentista. Como sucede con los implantes son naturales y cómodos.

Prótesis removibles

Este tipo de prótesis sí pueden ser colocadas y retiradas por el paciente. Son la solución a la que suelen recurrir aquellas personas que no pueden optar a implantes debido a la falta de hueso suficiente.

Ahora que ya sabes qué consecuencias puede tener la falta de dientes, no esperes más y ven a vernos. En el Centro Blanco del Campo contamos con profesionales con una larga experiencia en Implantología. Ellos estudiarán tu caso de forma personalizada y te ofrecerán la mejor solución para recuperar tu sonrisa. También puedes encontrarnos y seguir nuestro día a día en Facebook e Instagram.

Carillas dentales, ¿en qué consiste el tratamiento?

By | Diastema, Estética Dental, Salud bucal, Traumatismo | No Comments

Carillas dentales, ¿en qué consiste el tratamiento?

Cada vez son más las personas que se preocupan no solo por tener una sonrisa sana, sino también con buena apariencia. Por este motivo, la especialidad de Estética Dental no para de crecer y evolucionar, teniendo en las carillas dentales uno de sus principales recursos. Seguro que has oído hablar más de una vez de ellas o puede que incluso conozcas a alguien que las lleve, pero ¿sabes realmente qué son y cómo se ponen? En este artículo te vamos a explicar todo lo que debes saber sobre las carillas dentales y en qué consiste el tratamiento.

Antes de comenzar, te recordamos que en el Centro Blanco del Campo somos expertos en Estética Dental y también ofrecemos otros tratamientos para conseguir una sonrisa más bonita como el blanqueamiento dental, la restauración de piezas dañadas y la ortodoncia.

 

Pero, ¿qué son las carillas dentales?

Las carillas dentales son unas finas láminas que pueden estar hechas de composite o de porcelana y que se adhieren a la parte exterior del diente. De esta forma, permiten corregir todo tipo de problemas estéticos como manchas, tinción, oscurecimiento de los dientes, pequeñas fracturas, tamaño, forma, desgaste e incluso leves malposiciones. Precisamente, como su función es estética, se suelen colocar principalmente en los incisivos, que son los dientes más visibles cuando sonreímos.

Como hemos comentado, las carillas dentales suelen estar fabricadas en dos materiales diferentes, muy utilizados en el campo de la odontología.

Carillas de composite

Las carillas de composite son unas finas láminas que se elaboran con una pasta hecha a base de resina acrílica mezclada con partículas de cerámica y endurecida con una potente luz. Tienen un tono que se mimetiza bien con los dientes, son considerablemente más baratas que las de porcelana y más fáciles de reparar en caso de fractura. Eso sí, su duración es menor, de unos cinco años y con el tiempo se pueden teñir u oscurecer.

Este tipo de carillas se pueden fabricar en un laboratorio dental, pero también en la propia Clínica, directamente sobre el diente, en función del caso a tratar.

Carillas de porcelana

Las carillas de porcelana son, igual que las de composite, unas finas láminas que esta ocasión se elaboran con cerámica y se adhieren a la zona exterior del diente. Entre sus principales ventajas están su resistencia y su duración, que puede llegar a triplicar la de las carillas de composite, alcanzando los quince años siempre que se lleve a cabo un correcto mantenimiento. Asimismo, estas finas láminas de porcelana mantienen su brillo y color con el paso de los años, sin teñirse ni oscurecerse como sí sucede con las de composite. Son, eso sí, más caras.

Las carillas de porcelana siempre se fabrican en un laboratorio y, en caso de fractura, es preciso retirarlas y elaborar una nueva.

¿En qué consiste el tratamiento de carillas dentales?

Cuando un paciente acude a la Clínica con la intención de someterse a un tratamiento de carillas dentales, siempre comenzamos realizando un estudio de su sonrisa. De esta forma, podemos saber si, efectivamente, es candidato al tratamiento y tomar todas las medidas e imágenes necesarias para conseguir que el diseño sea óptimo. Una vez contamos con todos los datos necesarios y hemos elegido, junto al paciente, el color de las futuras carillas (en caso de que opte por las de porcelana), será el laboratorio dental el encargado de fabricarlas de forma completamente personalizada.

Cuando ya tenemos las carillas, citamos de nuevo al paciente para llevar a cabo una prueba. Esto nos sirve para comprobar que el resultado es el esperado, que el tono, la forma y el tamaño son los adecuados y que no afecta a otros aspectos relevantes, como la correcta mordida, por ejemplo.

En caso de que todo esté correcto, se procede a colocar las carillas, para lo que a veces es necesario llevar a cabo un leve tallado de los dientes con el fin de contornearlos y obtener un mejor resultado. Finalmente, las carillas se adhieren mediante una especie de cemento, obteniendo como resultado una sonrisa más blanca y armónica al instante.

¿Cómo debo cuidar mis carillas dentales?

Una vez colocadas las carillas dentales es fundamental seguir una serie de indicaciones básicas para conseguir que estas duren el mayor tiempo posible.

  • Acudir periódicamente a las revisiones para que el dentista compruebe que está todo correcto y lleve a cabo labores de mantenimiento, como pulido, en caso de que sea necesario.
  • Mantener una correcta higiene bucodental.
  • Tener especial cuidado al comer y morder alimentos duros o pegajosos.
  • En el caso de las carillas de composite, moderar el consumo de alimentos y bebidas que tiñan los dientes, pues pueden oscurecerlas.
  • Evitar utilizar los dientes como herramienta, algo que no es recomendable nunca, pero que en este caso puede provocar la fractura de las carillas.
  • Dejar el tabaco.

Ahora que ya sabes qué son las carillas dentales y en qué consiste el tratamiento, no dudes en ponerte en contacto con nosotros si estás interesado en ellas o necesitas más información. También puedes encontrarnos y seguir nuestro día a día en Facebook e Instagram.

Cuidar la sonrisa de los niños en Navidad

By | Problemas dentales niños, Salud bucal, salud dental | No Comments

Cuidar la sonrisa de los niños en Navidad

La Navidad es una de las épocas más especiales para los niños, pero también una de las más complicadas para su salud bucodental. Son fechas en las que las rutinas se relajan, los horarios se trastocan y se suele levantar la mano en lo que a consumo de dulces se refiere. En este blog nuestros expertos en odontopediatría te dan unos sencillos consejos para cuidar la sonrisa de los niños en Navidad.

Siguiendo estas pautas mayores y pequeños podréis disfrutar de estas entrañables fiestas sin temor a posibles sustos tras la vuelta de vacaciones que hagan aún más difícil la ya famosa ‘cuesta de enero’.

Cuidado con los dulces y bebidas de Navidad

No hay comida navideña que se precie sin su tradicional bandeja repleta de turrones, polvorones y otros dulces típicos de esta época. Si incluso los adultos no podemos resistirnos a ellos, ¿cómo pedirles a los pequeños de la casa que lo hagan? Lo ideal en este caso es tratar de evitar, al menos, que piquen entre horas y reducir el consumo al mínimo durante las comidas principales. Asimismo, es muy importante concienciar a los niños y adolescentes del peligro que suponen para su dentadura los alimentos duros y pegajosos, pues pueden provocar fracturas, levantar empastes e incluso despegar los brackets.

Una buena alternativa es el chocolate, preferiblemente negro, o la elaboración de dulces caseros. De esta forma, además de disfrutar de tiempo de calidad en familia, podremos elegir los ingredientes más sanos y reducir el uso de azúcar.

Esto mismo se aplica a las bebidas. Los refrescos azucarados son uno de los principales enemigos de la salud bucodental de nuestros hijos, por lo que es recomendable acostumbrarles a beber agua, que es la bebida más saludable que hay. Si bien se puede hacer alguna excepción puntual, es el mejor acompañamiento para las comidas de Navidad.

Mantener las rutinas de higiene bucodental durante las fiestas

Conseguir que los niños conserven sus rutinas de higiene bucodental durante estas fiestas puede ser realmente complicado. Las comidas a deshora, las visitas a casas ajenas y, en general, los cambios en sus horarios habituales hacen que muchas veces se descuide la limpieza dental durante la Navidad. Es un grave error, pues son muchos los expertos que advierten de que gran parte de las caries y problemas dentales en los más pequeños se originan en estas fechas. Además, según indicaba recientemente el Consejo General de Dentistas, uno de cada tres menores de seis años en España tiene caries.

El uso de chicles sin azúcar que propician la formación de saliva es un buen recurso cuando no hay nada mejor a mano, pero nunca sustituirá a un buen cepillado. Este es fundamental especialmente por las noches, pues durante el sueño la producción de saliva disminuye, dejando los dientes de nuestros hijos más desprotegidos. Crear un pequeño kit portátil de higiene bucodental es la mejor forma de garantizar que los niños se laven los dientes tras cada comida, sin importar dónde se celebre esta.

Visita al dentista con regularidad

Otro hábito fundamental a para cuidar la sonrisa de los niños en Navidad y durante todo el año es conseguir que se acostumbren a visitar a su dentista con regularidad. Llevar a cabo revisiones periódicas permitirá evitar problemas serios y ayudará a detectar con prontitud los más leves, pudiendo ponerles solución de forma inmediata. No debemos olvidar que cuidar la salud bucodental de los más pequeños no es solo importante en el presente, es también una inversión de futuro, ya que puede evitar problemas mayores en la edad adulta.

¿Quieres más consejos para evitar la aparición de caries en los niños? Te lo explicamos en este otro blog. Además, en la Clínica Blanco del Campo tenemos personal especialista en odontopediatría que no solo hará más amenas las visitas de tus hijos al dentista, también velarán por su salud bucal. Estos días previos a la Navidad son los más propicios para revisar su sonrisa y disfrutar de las fiestas con más tranquilidad. No dudes en ponerte en contacto con nosotros para pedir una cita. También puedes encontrarnos en Facebook e Instagram.

Cinco alimentos de otoño que mejoran tu salud dental

By | Salud bucal, salud dental | No Comments

Cinco alimentos de otoño que mejoran tu salud dental

El otoño es una época perfecta para cuidar nuestra boca mientras disfrutamos de algunos de los alimentos que más nos gustan. Los productos de temporada son la opción perfecta para incluir en la cesta de la compra. Además de estar en su momento óptimo de calidad, se encuentran sin problemas y a precios económicos.

Si quieres llegar a la Navidad que ya asoma con tu mejor sonrisa, sigue leyendo para conocer cuáles son los cinco alimentos de otoño que mejoran tu salud dental. En este blog te daremos todos los datos que necesitas saber para nutrir tus dientes con platos de temporada. Visita las tiendas de tu barrio y llena la despensa con:

Castañas

La reina por excelencia del otoño no solo está buena tanto cocida como asada, también tiene excelentes propiedades. Las castañas con una buena fuente de fósforo, calcio y magnesio, muy beneficiosos para fortalecer nuestros dientes y huesos. Estos frutos secos estimulan el funcionamiento del sistema nervioso y son muy ricos en fibra y vitamina E. Además, su consumo se recomienda a pacientes con diabetes, una enfermedad estrechamente relacionada con la salud bucodental.

Calabaza

Además de adornar nuestras casas en Halloween, esta cucurbitácea está cargada de nutrientes. Las calabazas aportan fibra, potasio y vitamina C al organismo, contribuyendo a mejorar la salud de nuestras encías. También son muy buenas para el corazón y aceptan todo tipo de preparaciones, tanto dulces como saladas, y apenas tienen calorías.

Setas

Son la excusa perfecta para disfrutar de una salida al campo en familia o con amigos. Eso sí, decantándose siempre por aquellas setas que sepamos a ciencia cierta que son comestibles para evitar sustos. Como ocurre con las calabazas, los hongos son muy versátiles en la cocina y funcionan tanto como protagonistas de nuestros platos como de acompañamiento. Su gran contenido en vitaminas del grupo B hace que sean ideales para nuestra salud gingival. Asimismo, las setas son ricas en ácido fólico, fósforo, hierro y potasio, además de una buena fuente de antioxidantes que ayudan a combatir la placa bacteriana.

Granada

Esta fruta, ideal tanto para comer de postre o entre horas como para darle un toque dulce a nuestros platos y ensaladas, ofrece un gran aporte de antioxidantes. Las granadas también son ricas en fibra y su acidez cítrica beneficia la salud de nuestras encías. Los beneficios de consumir este producto van mucho más allá de la salud bucodental, pues reducen el colesterol y estimulan el sistema inmunológico. Esto último es fundamental ahora que comienza el frío para hacer frente a posibles catarros y gripes.

Uvas

Estas jugosas bolitas no solo dan buena suerte si acompañan a las campanadas de Nochevieja. Su alto contenido en azúcar puede asustar, pero en realidad las uvas ayudan a reducir el riesgo de caries. Su consumo también contribuye a reducir el temido sangrado gingival y a prevenir posibles enfermedades periodontales.

Visita a tu dentista

Ahora que ya conoces estos cinco alimentos de otoño que mejoran tu salud dental, no dudes en incluirlos en tu dieta.

Si bien la alimentación es de gran importancia, lo mejor para garantizar una buena salud bucodental es visitar a tu dentista. Es imprescindible acudir a la clínica al menos una vez al año para llevar a cabo una revisión de nuestra boca. Asimismo, mantener unas adecuadas rutinas de higiene nos permite prevenir patologías como las caries o la enfermedad periodontal.

Si quieres saber más acerca de cómo una correcta alimentación ayuda a mantener tu sonrisa sana no dudes en consultarnos. Puedes contactar con nosotros a través de nuestra página web y encontrarnos en Facebook e Instagram.

¿Notas desgaste en tus dientes? Podrías padecer bruxismo

By | Bruxismo, Salud bucal, salud dental | No Comments

¿Alguna vez has oído hablar del bruxismo? Se trata de una patología que afecta a cerca del 70% de los adultos españoles y que, tras la pandemia por la Covid-19, ha cobrado especial relevancia. 

Se trata de un mecanismo por el cual los músculos masticatorios se contraen involuntariamente por la noche mientras dormimos provocando que apretemos los dientes o que rechinen. 

Los principales síntomas que podemos notar son dolor de los músculos de la boca, dolor cerca del oído, dolores de cabeza, dolor en cuello o cervicales y sobre todo desgaste del esmalte de los dientes. 

En la mayoría de los casos se relaciona de forma directa con el estrés, de ahí que los diagnósticos hayan aumentado considerablemente durante la pandemia. 

Tipos de bruxismo 

Bruxismo intrínseco 

Aparece en pacientes que únicamente aprietan los dientes. La lesión en el esmalte provoca sensibilidad dental. 

Bruxismo extrínseco 

En este caso, el paciente rechina o frota los dientes. Provoca desgaste en el borde del diente, disminuyendo su tamaño y afectando también a la estética 

¿Cómo lo tratamos? 

Como siempre insistimos la clave está en la prevención. Visitar regularmente a tu dentista es clave para detectar esta patología a tiempo y que el daño sea lo menor posible. 

Si el bruxismo se detecta cuando aún no hay mucho desgaste, la solución más eficaz son las férulas de descarga. Un aparato removible que se emplea por la noche y que relaja la tensión en la articulación temporomandibular además de frenar ese desgaste que nos puede dar problemas de sensibilidad y estética. 

Si el paciente acude con un desgaste severo deberemos recurrir a otros tratamientos como las carillas y acompañarlos de la férula de descarga. 

Si quieres más información, no dudes en contactarnos¡Estaremos encantados de ayudarte y resolver todas tus dudas! 

¿Cómo evitar la aparición de caries en los niños?

By | Salud bucal, salud dental | One Comment

Las caries son el problema bucodental más común durante la infancia y, a menudo, tienen que ver con falsas creencias de los adultos. Algunos creen que no hay que preocuparse por la higiene dental de los niños hasta que haya una dentadura de leche completa, otros que las caries en los dientes de leche no afectan a la dentadura definitiva y otros creen que no hay que prestar atención a complementos del cepillado como el hilo dental o el enjuague bucal.

Lo cierto es que la aparición de caries en niños o su tratamiento tardío pueden influir de forma directa en la salud en la edad adulta. Hoy os damos una serie de consejos para evitar su aparición.

Presta atención a la higiene bucal

Como comentábamos, una higiene incorrecta durante la infancia puede acarrear problemas a largo plazo. Debemos asegurarnos de que se cepillan los dientes después de cada comida, de forma lenta y suave de arriba a abajo y dividiendo la boca por sectores. No hay que olvidarse de cepillar la lengua de atrás hacia adelante. Además, debemos cambiar el cepillo al menos cada tres meses.

Como parte de la rutina de la higiene bucal, es necesario utilizar el hilo dental, con cuidado para no dañar las encías, y finalizar con un enjuague oral específico para niños.

Para mantener una buena higiene oral, es muy importante realizar al menos una visita al año al dentista para asegurarnos de que se están cepillando bien y realizar una limpieza.

Prestar atención a la alimentación de los niños

Es común que los niños, sobre todo cuando no hay supervisión de los padres o tutores, consuman un exceso de azúcar que puede comprometer su salud oral y su salud general. Desayunos con galletas y cacao, almuerzos con galletas, comidas con postres azucarados, refrescos, chucherías, helados…

Debemos tratar de sustituir esta clase de dulces por frutas u otros alimentos que aporten azúcares de forma natural. Y, sobre todo, concienciar a los más pequeños de que deben repetir el cepillado tras el consumo de este tipo de alimentos.

Llevar a los niños al odontopediatra con regularidad

El odontopediatra es experto en el cuidado de la salud oral de niños y adolescentes, por lo que está acostumbrado a tratar con este tipo de problemas. Si la caries se detecta en una fase inicial tendrá una solución más fácil como es el sellado de fisuras. Consiste en rellenar las fisuras del esmalte para impedir la colonización bacteriana y frenar el avance de la caries dental. Esta técnica está indicada en casos de dientes que sean más propensos a desarrollar caries o cuando hay fracturas en el esmalte dental.

¿Tienes dudas? ¿necesitas más consejos para garantizar la salud de los más pequeños? En Centro Blanco del Campo estaremos encantados de resolver todas tus dudas. Puedes contactar con nosotros a través de nuestro formulario web o de nuestros perfiles de Facebook e Instagram.

6 mitos que pueden dañar tu salud oral

By | Salud bucal, salud dental | No Comments

El boca a boca, medios de comunicación poco fiables, bulos de internet… A menudo nos encontramos con pacientes que ponen en riesgo tu salud oral por culpa de falsos mitos. 

Hoy os queremos hablar de 6 mitos que ponen en riesgo tu salud y que siempre deben ser consultados con un profesional antes de ponerlos en práctica. 

  • Los cepillos de dientes de cerdas duras limpian mejor

Cada persona tiene unas características específicas por lo que no podemos generalizar con el tipo de productos que empleamos para la limpieza. Un cepillo de dientes con cerdas duras, si no está recomendado por el dentista, puede provocar problemas como el desgaste del esmalte o la retracción de las encías. 

  • El mito de que masticar chicle sustituye al cepillado 

Muchas veces hemos hablado de los beneficios de los chicles sin azúcar con xilitol pero en ningún caso pueden sustituir al cepillado. Se trata de un buen remedio temporal cuando por alguna circunstancia no podemos realizar el cepillado tras una comida pero, en cuanto podamos, debemos realizar el cepillado con normalidad. 

  • Podemos blanquear los dientes con bicarbonato 

El paciente cada vez está más preocupado por la estética de su sonrisa y a menudo nos encontramos con pacientes que utilizan recetas caseras o productos comprados por internet sin supervisión de un profesional para blanquearse los dientes. La realidad es que eso solo consigue desgastar el esmalte (que no se regenera) y agravar los problemas de encías. Nunca intentes blanquear los dientes sin la supervisión de un profesional. 

  • Las caries en los dientes de leche no afectan a la dentadura definitiva 

Los dientes de los más pequeños deben ser tratados de la misma manera que la dentadura definitiva. Una caries no tratada a tiempo no solo daña a ese diente si no que puede afectar a la encía y provocar infecciones en la raíz.  

  • A las embarazadas se les pueden caer dientes por falta de calcio 

Las embarazadas tienen el suficiente calcio para la formación ósea del feto y para sí mismas. Aunque si es común que aparezca gingivitis gestacional derivada de una incorrecta higiene bucal. Esta falta de higiene muchas veces se produce porque algunas mujeres sienten náuseas durante el cepillado. Si este es tu caso o el de alguien cercano a ti, no dude en acudir al dentista, te ayudará a buscar los productos ideales para tu situación. 

  • El mito de que el sangrado durante el cepillado es normal 

El sangrado de encías durante el cepillado no debería producirse e indica que algo va mal. Puede ser un problema de fácil solución como es el caso de pacientes que usan cepillos muy duros o realizan un cepillado muy brusco o puede reflejar problemas más graves como la gingivitis que, si no es tratada a tiempo, puede derivar en una periodontitis e incluso en la pérdida de dientes. 

¿Habías escuchado alguno de estos mitos? No te fíes de cualquier fuente. Si tienes dudas sobre estos o quieres consultar algún otro consejo que hayas sacado de una fuente poco fiables, no dudes en contactar con nuestro equipo. Estaremos encantados de ayudarte. 

Halitosis, ¿cómo hacerle frente?

By | Salud bucal, salud dental | No Comments

¿Hay más casos de halitosis desde que comenzó la pandemia? Desde que la mascarilla se instaló en nuestras vidas, en Clínica Blanco del Campo nos hemos percatado de que las visitas a la consulta por problemas de halitosis se están incrementando.  

La halitosis es un olor desagradable que procede del aliento y que proviene de la boca, la cavidad nasal, los senos paranasales o la faringe. Es cierto, que esta patología siempre ha existido pero, desde que la población va con la mascarilla, un alto porcentaje de pacientes se han dado cuenta del mal olor de su boca. 

Causas más comunes de la halitosis: 

  • Dentales: una inadecuada limpieza bucal suele ser la causa más común de la halitosis. No usar hilo dental, ni cepillarse la boca correctamente contribuye a que se queden alimentos entre los dientes, la lengua y alrededor de las encías y, al descomponerse pueden causar mal aliento 
  • Salivales: a lo largo de un día, las glándulas salivales producen entre un litro y litro y medio de saliva, las personas que cuentan con un flujo salival menor presentan halitosis. También, se produce durante el sueño, después de hablar durante mucho tiempo, al hacer ejercicio físico sin hidratarse correctamente, o cuando se presentan síntomas de boca secaconocido como xerostomía. 
  • Periodontales: las bacterias causantes del mal olor se da en los casos de gingivitis, periodontitis y abscesos periodontales. Está demostrado que los pacientes con enfermedades periodontales producen una halitosis más intensa.  
  • Linguales: la ciencia médica considera a la lengua como el foco principal donde se origina el mal aliento, incluso en personas con bocas sanas.  

Prevenir el mal aliento: 

La halitosis mejorará con una correcta y constante higiene y constante, pero desde Clínica Dental del Campo te recomendamos seguir estos consejos:  

  • Buenos hábitos: el alcohol, el café y el tabaco provocan la deshidratación a nivel de la saliva 
  • Alimentación sana: evitar las comidas ricas en grasas y alimentos con sabores fuertes o que cuenten condimentos olorosos. Además, se debe comer cada cuatro horas  
  • Mascarilla: cambiarla con frecuencia  
  • Hidratación: beber, al menos, un litro y medio de agua al día. Una buena hidratación es fundamental.  
  • Chicles: mastica chicles con xilitol o sorbitol   
  • Evita respirar por la boca  
  • Revisiones: acude, al menos una vez al año, al dentista 

Si quieres más información, no dudes en contactarnos. ¡Estaremos encantados de ayudarte y resolver todas tus dudas! 

Implante dental: qué es y cuándo es la mejor opción

By | Salud bucal | No Comments

El paso de los años, malos hábitos como el tabaquismo o el consumo de alimentos ultraprocesados, bruxismo, traumatismos… Son muchos los motivos por los que el paciente puede necesitar un implante dental. 

Son muchos los pacientes que retrasan sus visitas al dentista o buscan otras soluciones para no someterse a una cirugía. Lo cierto es que la implantología, a día de hoy, supone una de las soluciones más eficaces y con mejores resultados a largo plazo. 

¿EN QUÉ CONSISTE UN IMPLANTE DENTAL?

El implante dental es un tornillo de titanio que es insertado en el hueso con una sencilla operación quirúrgica para luego utilizarlo como una fijación sobre la que se coloca una corona de porcelana. Es sin duda la mejor opción que existe en la actualidad para recuperar un diente perdido. Otras opciones como prótesis removibles o puentes de porcelana han quedado completamente obsoletas.

CÓMO SABER CUÁNDO EL IMPLANTE DENTAL ES LA MEJOR OPCIÓN

Es común encontrarse con pacientes que no llevan una correcta rutina de higiene y cuidado y piensan que la mejor solución es quitar todos los dientes naturales y recurrir a los implantes dentales. En estos casos, si el paciente no cambia de forma radical sus hábitos, es muy probable que aparezcan complicaciones e infecciones como la periimplatitis, por lo que el paciente pierde su diente natural y además el implante fracasa.

Si la persona que se somete a este tratamiento mira por su salud y logra establecer buenos hábitos, el implante puede ser una gran opción ya que, en la actualidad, el porcentaje de éxito en este tipo de pacientes es del 98%.

NO SIEMPRE ES LA PRIMERA OPCIÓN

Uno de los motivos por lo que resulta fundamental acudir a un dentista de confianza y que cuente con la última tecnología es que en este tipo de clínicas siempre trataremos de conservar el diente natural. El mejor diente siempre es el natural, por eso, en Centro Odontológico Integral Blanco del Campo trabajamos con una filosofía de mínima invasión y siempre intentaremos conservar tu dentadura original, esa que te define.

¿Quieres saber más sobre implantología? No dudes en ponerte en contacto con nosotros para resolver tus dudas o recibir el mejor asesoramiento. Estamos a tu disposición.