Halitosis, ¿cómo hacerle frente?

¿Hay más casos de halitosis desde que comenzó la pandemia? Desde que la mascarilla se instaló en nuestras vidas, en Clínica Blanco del Campo nos hemos percatado de que las visitas a la consulta por problemas de halitosis se están incrementando.  

La halitosis es un olor desagradable que procede del aliento y que proviene de la boca, la cavidad nasal, los senos paranasales o la faringe. Es cierto, que esta patología siempre ha existido pero, desde que la población va con la mascarilla, un alto porcentaje de pacientes se han dado cuenta del mal olor de su boca. 

Causas más comunes de la halitosis: 

  • Dentales: una inadecuada limpieza bucal suele ser la causa más común de la halitosis. No usar hilo dental, ni cepillarse la boca correctamente contribuye a que se queden alimentos entre los dientes, la lengua y alrededor de las encías y, al descomponerse pueden causar mal aliento 
  • Salivales: a lo largo de un día, las glándulas salivales producen entre un litro y litro y medio de saliva, las personas que cuentan con un flujo salival menor presentan halitosis. También, se produce durante el sueño, después de hablar durante mucho tiempo, al hacer ejercicio físico sin hidratarse correctamente, o cuando se presentan síntomas de boca secaconocido como xerostomía. 
  • Periodontales: las bacterias causantes del mal olor se da en los casos de gingivitis, periodontitis y abscesos periodontales. Está demostrado que los pacientes con enfermedades periodontales producen una halitosis más intensa.  
  • Linguales: la ciencia médica considera a la lengua como el foco principal donde se origina el mal aliento, incluso en personas con bocas sanas.  

Prevenir el mal aliento: 

La halitosis mejorará con una correcta y constante higiene y constante, pero desde Clínica Dental del Campo te recomendamos seguir estos consejos:  

  • Buenos hábitos: el alcohol, el café y el tabaco provocan la deshidratación a nivel de la saliva 
  • Alimentación sana: evitar las comidas ricas en grasas y alimentos con sabores fuertes o que cuenten condimentos olorosos. Además, se debe comer cada cuatro horas  
  • Mascarilla: cambiarla con frecuencia  
  • Hidratación: beber, al menos, un litro y medio de agua al día. Una buena hidratación es fundamental.  
  • Chicles: mastica chicles con xilitol o sorbitol   
  • Evita respirar por la boca  
  • Revisiones: acude, al menos una vez al año, al dentista 

Si quieres más información, no dudes en contactarnos. ¡Estaremos encantados de ayudarte y resolver todas tus dudas! 

Leave a Reply