Sangrado de encías: ¿qué es y cómo evitarlo?

El sangrado de encías es una señal común de que algo no está yendo como debería en lo que respecta a tu salud bucodental. De hecho, este síntoma supone que, con total seguridad, la persona que lo sufre padece de gingivitis o periodontitis. Ambas patologías están englobadas dentro de una categoría más amplia que en odontología se conoce como enfermedad periodontal. Esta dolencia afecta a todo el tejido que envuelve los dientes y puede terminar con la movilidad de los dientes e incluso con la pérdida de las piezas implicadas. En otras palabras, no es un asunto que deba tomarse a la ligera.

¿Por qué las encías?

El tejido gingival, o encías como lo conocemos coloquialmente, es vital para asegurar nuestra salud oral. Su función primordial es sostener los dientes y el hueso que los rodea. Actúan como una barrera protectora contra bacterias y gérmenes, evitando que ingresen en nuestro sistema circulatorio y causen infecciones.

¿Por qué me sangran las encías?

La causa principal del sangrado de encías suele ser la acumulación de placa en la línea de la encía. La placa que no se retira con un buen cepillado, hilo dental o colutorio, finalmente se endurece y se convierte en sarro.Una encía sana no debe sangrar. Es más, normalizar  la aparición de una hilera de sangre con el cepillado es un error que puede agravar el futuro diagnóstico. Y es que las bacterias, en contacto con la encía, pueden derivar en enfermedades periodontales como la gingivitis y la periodontitis.

Las encías pueden sangrar por diferentes motivos:

  • Tejidos blandos de la encía dañados por infección (gingivitis y periodontitis).
  • Traumatismos o heridas por cepillado demasiado brusco.
  • Cambios hormonales y embarazo.

Si tus encías sangran debes acudir a consulta para que un profesional identifique la causa. Es importante que no dejes de limpiar tus dientes por el mero hecho de que exista un sangra

¿Qué son las enfermedades periodontales?

  • La gingivitis

Se trata de la forma más frecuente y leve de las enfermedades de las encías. La sintomatología es bastante clara, presentándose en la base de los dientes inflamación, irritación y enrojecimiento. La causa principal suele ser la acumulación de bacterias, aunque el problema suele ser reversible tras una limpieza profesional en un dentista. Lo importante, en estos casos, es atajar el sangrado de encías y la molestia para evitar que la gingivitis derive en periodontitis.

  • La periodontitis

Cuando no se trata correctamente, la gingivitis puede evolucionar hacia un estado más grave, denominado periodontitis. La gravedad de esta enfermedad conlleva la destrucción del tejido periodontal, que rodea, protege y sostiene los dientes. Si la periodontitis no se trata correctamente con un profesional el paciente puede llegar a perder piezas dentales.

La periodontitis aparece cuando, tras un estado de gingivitis, no se ha tratado adecuadamente o directamente, no se ha buscado su solución. Los síntomas de la periodontitis son:

  • Encías rojas
  • Sangrado de encías
  • Encías sensibles al tacto y a la ingesta de alimentos y bebidas
  • Recesión de encía
  • Dientes que se mueven

El tratamiento más indicado para poner remedio a la periodontitis es el tratamiento periodontal o periodonciaSerá el odontólogo quien determine cómo de avanzada está la periodontitis y cuál será el tratamiento idóneo.

Según el grado de gravedad, en nuestra clínica dental en Huesca recomendamos realizar un curetaje dental en los casos más leves o cirugía periodontal y mucogingival en aquellos casos de periodontitis avanzada

Consejos para evitar el sangrado

  • Cepíllate los dientes 3 veces al día para evitar que se queden restos de alimentos y bebidas sobre la superficie dental.
  • Recuerda, tu cepillado tiene que durar unos 2 minutos
  • No te olvides de acudir a la consulta del dentista 1 o 2 veces al año para realizar una revisión dental.
  • Utiliza utensilios de higiene dental complementarios al cepillo de dientes para potenciar la limpieza: hilo dental, cepillos interproximales, colutorio o irrigadores.
  • Evita fumar.

Cuidar de tus encías es esencial para mantener una sonrisa saludable y prevenir problemas bucales graves. Por eso, asegúrate de mantener una buena higiene bucal, prestar atención a los signos de enfermedad gingival y programar revisiones dentales regulares.

En el Centro Odontológico Integral Blanco del Campo, nos comprometemos a proporcionar la mejor atención para nuestros pacientes. Si padeces de problemas bucales y gingivales déjate asesorar por manos expertas. 

También puedes seguirnos en nuestras redes sociales, tanto Facebook como Instagram, para estar al tanto de todas nuestras novedades y consejos odontológicos. ¡La sonrisa que quieres está a un click!

Leave a Reply

× ¿Cómo podemos ayudarte?