Carillas dentales, ¿en qué consiste el tratamiento?

By | Diastema, Estética Dental, Salud bucal, Traumatismo | No Comments

Carillas dentales, ¿en qué consiste el tratamiento?

Cada vez son más las personas que se preocupan no solo por tener una sonrisa sana, sino también con buena apariencia. Por este motivo, la especialidad de Estética Dental no para de crecer y evolucionar, teniendo en las carillas dentales uno de sus principales recursos. Seguro que has oído hablar más de una vez de ellas o puede que incluso conozcas a alguien que las lleve, pero ¿sabes realmente qué son y cómo se ponen? En este artículo te vamos a explicar todo lo que debes saber sobre las carillas dentales y en qué consiste el tratamiento.

Antes de comenzar, te recordamos que en el Centro Blanco del Campo somos expertos en Estética Dental y también ofrecemos otros tratamientos para conseguir una sonrisa más bonita como el blanqueamiento dental, la restauración de piezas dañadas y la ortodoncia.

 

Pero, ¿qué son las carillas dentales?

Las carillas dentales son unas finas láminas que pueden estar hechas de composite o de porcelana y que se adhieren a la parte exterior del diente. De esta forma, permiten corregir todo tipo de problemas estéticos como manchas, tinción, oscurecimiento de los dientes, pequeñas fracturas, tamaño, forma, desgaste e incluso leves malposiciones. Precisamente, como su función es estética, se suelen colocar principalmente en los incisivos, que son los dientes más visibles cuando sonreímos.

Como hemos comentado, las carillas dentales suelen estar fabricadas en dos materiales diferentes, muy utilizados en el campo de la odontología.

Carillas de composite

Las carillas de composite son unas finas láminas que se elaboran con una pasta hecha a base de resina acrílica mezclada con partículas de cerámica y endurecida con una potente luz. Tienen un tono que se mimetiza bien con los dientes, son considerablemente más baratas que las de porcelana y más fáciles de reparar en caso de fractura. Eso sí, su duración es menor, de unos cinco años y con el tiempo se pueden teñir u oscurecer.

Este tipo de carillas se pueden fabricar en un laboratorio dental, pero también en la propia Clínica, directamente sobre el diente, en función del caso a tratar.

Carillas de porcelana

Las carillas de porcelana son, igual que las de composite, unas finas láminas que esta ocasión se elaboran con cerámica y se adhieren a la zona exterior del diente. Entre sus principales ventajas están su resistencia y su duración, que puede llegar a triplicar la de las carillas de composite, alcanzando los quince años siempre que se lleve a cabo un correcto mantenimiento. Asimismo, estas finas láminas de porcelana mantienen su brillo y color con el paso de los años, sin teñirse ni oscurecerse como sí sucede con las de composite. Son, eso sí, más caras.

Las carillas de porcelana siempre se fabrican en un laboratorio y, en caso de fractura, es preciso retirarlas y elaborar una nueva.

¿En qué consiste el tratamiento de carillas dentales?

Cuando un paciente acude a la Clínica con la intención de someterse a un tratamiento de carillas dentales, siempre comenzamos realizando un estudio de su sonrisa. De esta forma, podemos saber si, efectivamente, es candidato al tratamiento y tomar todas las medidas e imágenes necesarias para conseguir que el diseño sea óptimo. Una vez contamos con todos los datos necesarios y hemos elegido, junto al paciente, el color de las futuras carillas (en caso de que opte por las de porcelana), será el laboratorio dental el encargado de fabricarlas de forma completamente personalizada.

Cuando ya tenemos las carillas, citamos de nuevo al paciente para llevar a cabo una prueba. Esto nos sirve para comprobar que el resultado es el esperado, que el tono, la forma y el tamaño son los adecuados y que no afecta a otros aspectos relevantes, como la correcta mordida, por ejemplo.

En caso de que todo esté correcto, se procede a colocar las carillas, para lo que a veces es necesario llevar a cabo un leve tallado de los dientes con el fin de contornearlos y obtener un mejor resultado. Finalmente, las carillas se adhieren mediante una especie de cemento, obteniendo como resultado una sonrisa más blanca y armónica al instante.

¿Cómo debo cuidar mis carillas dentales?

Una vez colocadas las carillas dentales es fundamental seguir una serie de indicaciones básicas para conseguir que estas duren el mayor tiempo posible.

  • Acudir periódicamente a las revisiones para que el dentista compruebe que está todo correcto y lleve a cabo labores de mantenimiento, como pulido, en caso de que sea necesario.
  • Mantener una correcta higiene bucodental.
  • Tener especial cuidado al comer y morder alimentos duros o pegajosos.
  • En el caso de las carillas de composite, moderar el consumo de alimentos y bebidas que tiñan los dientes, pues pueden oscurecerlas.
  • Evitar utilizar los dientes como herramienta, algo que no es recomendable nunca, pero que en este caso puede provocar la fractura de las carillas.
  • Dejar el tabaco.

Ahora que ya sabes qué son las carillas dentales y en qué consiste el tratamiento, no dudes en ponerte en contacto con nosotros si estás interesado en ellas o necesitas más información. También puedes encontrarnos y seguir nuestro día a día en Facebook e Instagram.

Apiñamiento, sobremordida y diastema

Apiñamiento, sobremordida y diastema

By | Apiñamiento, Diastema, Salud bucal, salud dental, Sobremordida | No Comments

Apiñamiento, sobremordida y diastema

Paciente de 56 años con apiñamiento, sobremordida (los dientes inferiores ocluyen en la mucosa palatina) y diastemas interincisivos con ausencia de molares posteriores.

Se le coloca aparatología fija multibracket durante 12 meses para conseguir el cierre de dichos diastemas y el alineamiento dentario. Al terminar el tratamiento se coloca retenedor fijo superior e inferior así como una férula superior para evitar la reapertura de dichos diastemas.

Se ha corregido el trauma oclusal de los dientes anteriores en el paladar. A continuación el implantólogo y prostodoncista proceden a la colocación de la dentición ausente.